ÚLTIMAS NOTICIAS


Lunes 28 de Noviembre, 71 ANIVERSARIO - ASOCIACIÓN GUADALUPANA, ver aquí


71 ANIVERSARIO - ASOCIACIÓN GUADALUPANA, Invitación - Programa


Homenaje al Colegio Guadalupe y la Asociación Guadalupana, ver aquí

     
Asociación Guadalupana - Antorcha de Peruanidad PDF Imprimir E-mail

La Antorcha ilumina y da calor. Es al mismo tiempo el símbolo del esfuerzo y del triunfo.
El Guadalupano no escatima jamás su cooperación para enaltecer a la Patria.

El Guadalupano sabe que cada acto suyo debe ser capaz de inspirar a los
más jóvenes y de llevar satisfacción moral a quienes fueron sus Maestros.

Guadalupe ha sido siempre cuna, nervio y brazo ejecutor de las más nobles inquietudes
patrióticas; y, ha estado a la vanguardia en la marcha hermanada de los peruanos.

El que guía, el que lleva en alto la Antorcha, va adelante. Por eso

LA ASOCIACION GUADALUPANA ES ANTORCHA DE PERUANIDAD

ASOCIACIÓN GUADALUPANA

Luego de la jubilares celebraciones por el primer centenario de la creación del Primer Colegio Nacional de Nuestra Señora de Guadalupe, el 27 de noviembre de 1940 se fundó la ASOCIACIÓN GUADALUPANA como depositaria de su Alma Mater, el colegio de más raigambre y tradición, cuya gloriosa historia, llena de grandes realizaciones y heroísmo en defensa de la patria, no tiene parangón en el país.

La Asociación Guadalupana es una institución sin fines de lucro, con personería jurídica de derecho privado, cuyos asociados tuvieron el honor de pasar por las aulas guadalupanas y hoy se reúnen para apoyar a su colegio y rendir culto a la fraternidad y a la Patria.

Su primer presidente fue el diplomático y político Doctor Francisco Tudela y Varela (G-1895) quien renuncia al cargo al ser elegido Presidente del Consejo de Ministros y es nombrado en su reemplazo el destacado jurisconsulto, Presidente de la Corte Suprema de la República, notable Catedrático universitario y Decano del Ilustre Colegio de Abogados de Lima Don Ezequiel F. Muñoz (G-1885) quien ejerciera la Presidencia por 19 años y lo sucede Don Alejandro Bertello Bollatti, Guadalupano insigne que legara a todas las legiones de Guadalupanos el local que acualmente nos alberga.

La historia republicana recuerda las históricas intervenciones de la Asociación Guadalupana en bien de su amado colegio como en 1947, que a solicitud del gobierno de entonces, contribuyó exitosamente a la solución del grave conflicto estudiantil, acción que fue reconocida con sendas resoluciones ministeriales. En 1956, nuevamente el gobierno solicitó su participación en el restablecimiento al régimen civil, lo que fue reconocido por resolución ministerial. En Noviembre de 1997, para beneplácito de todos los Guadalupanos, obtuvo la Reorganización del Colegio luego de haber denunciado el caso en comunicado público y realizado gestiones directas ante el Gobierno de ese entonces "por las graves irregularidades de orden moral, pedagógico y administrativo, el resquebrajamiento del principio de autoridad, enfrentamientos entre grupos antagónicos de profesores, situación que contradecía la obligación de educar con excelencia", amén de la urgente atención que requerían las instalaciones eléctricas y sanitaria, laboratorios y diversos ambientes del vetusto edificio que estaba próximo a cumplir su centenario de funcionamiento.

En sus largos años de fructífera existencia, la Asociación Guadalupana ha llevado a cabo notables campañas de índole cultural, patriótica y científica y de solidaridad con el pueblo peruano, destacándose sus eventos en defensa de las 200 millas del mar peruano, sus coloquios en defensa de la nacionalización del petróleo, sus históricos manifiestos de 1945, con motivo de la conflagración mundial; sus pronunciamientos invocando la unidad nacional de los años 1978 y 1984. O su trascendental pronunciamiento sobre las Convenciones de Lima, luego de su histórico simposio de 1994 que duró hasta altas horas de la madrugada y del cual emitió un importante documento en defensa de los intereses nacionales. Asimismo su pronunciamiento por el conflicto con el Ecuador en 1997.

También es menester señalar sus memorables acciones en bien de la comunidad como las campañas nacionales contra la polio y la fiebre reumática, que culminaron con la creación de las Postas Médicas Guadalupanas de los distritos de Breña y el Rimac, hoy constituidas en un invalorable servicio para las clases más necesitadas. Su apoyo para la reconstrucción de la Biblioteca Nacional destruída por un gran incendio en 1943 que mereciera el agradecimiento del Gobierno y sus autoridades e igualmente sus campañas de apoyo a través de sus filiales a danminificados por diversas catástrofes como la Corriente del Niño y terremotos en Huaraz y últimamente en la zona sur.

En tiempos actuales intervino para que el Supremo Gobierno incluya al Colegio Guadalupe en el Decreto de Urgencia 004-2009 sobre Programa Nacional de Recuperación de las Instituciones Publicas Educativas Emblemáticas y Centenarias en razón de que Guadalupe no es solamente un Colegio Emblemático, es por historia y méritos propios el Emblema de la Educación Nacional y mantiene un representante ante el Grupo de Trabajo con voz y voto en los trabajos a realizar.

Los ex-alumnos guadalupanos, pueden ufanarse de dar el mejor ejemplo de unidad nacional y de que sí es posible la convivencia armoniosa de hombres de las más opuestas ideologías y opiniones, cuando se cultivan los principios liberales, democráticos y de mutuo respeto que constituyen los más enaltecedores blasones de la tradición guadalupana

.

FOTOGRAFIA DE LA ASAMBLEA DE FUNDACION DE LA ASOCIACION GUADALUPANA EL 27 DE NOVIEMBRE DE 1940 EN EL AUDITORIO CENTRAL DEL COLEGIO GUADALUPE